Archivo de la categoría: elecciones primarias

Video busca mostrar el “lado humano” de Mitt Romney

Una de las críticas más fuertes hacia Mitt Romney como candidato es que, a juicio de muchos, no “conecta” de manera emocional con los votantes. Es común escuchar comentarios en torno a que durante que sus discursos son secos e incluso “robotizados”.

Para contrarrestar esta percepción el equipo de campaña del exgobernador de Massachusetts produjo un video titulado A Love Story (Una Historia de Amor), en el cual Ann Romney (esposa del candidato) narra historias personales y familiares de Mitt.

El video además aborda elementos poco conocidos de la vida familiar de los Romney como el momento en que Mitt propuso matrimonio, su role como padre y que Ann sufrió de esclerosis múltiple. Finaliza enlistando lo que, a juicio de Ann, son las características  que Romney llevará, de ser electo, a la Casa Blanca: Integridad, inteligencia, liderazgo y la habilidad de resolver problemas.

 

El “Equipo de la Verdad” de la Campaña de Obama

Desde septiembre pasado, la campaña de Barack Obama cuenta con una interesante (y novedosa) herramienta de grassroots en línea  para mantener a sus seguidores activos y vinculados (engaged), pero además que les brinda elementos para poder contrarrestar ataques republicanos: el sitio The Truth Team.

El la dirección http://www.barackobama.com/truth-team/ los simpatizantes del Presidente Obama pueden tener acceso a hojas informativas y de tips (factsheet y tipsheets) sobre temas que se debaten en la agenda pública en los Estados Unidos. La información esta clasificada en tres categorías:

  1. Attack Watch: Que busca contrarrestar ataques de los precandidatos republicanos en contra del Presidente
  2. Keeping GOP Honest: Información que “destapa” mentiras o realidades incómodas del Partido Republicano y sus candidatos.
  3. Keeping His Word: Sección que busca resaltar y visibilizar los logros del Presidente Obama durante su mandato.

El siguiente es un ejemplo del 10 de marzo que busca “exponer” como Mitt Romney “le ha fallado a las mujeres”:

El sitio también ofrece, para los usuarios que así lo deseen, la posibilidad de recibir actualizaciones por correo electrónico de manera constante.

Sin duda, esta es una inteligente, eficiente y poderosa herramienta para empoderar a los seguidores y voluntarios de campaña del Presidente Obama.

La Candidatura de Herman Cain: De lo sublime a lo absurdo (en unas cuantas semanas)

El siguiente artículo fue publicado en la edición del mes de febrero del Campaigns & Elections en español (ver revista completa aquí)

Herman Cain fue, sin duda, uno de los aspirantes presidenciales en los Estados Unidos más atípicos y controversiales de las últimas décadas. Sin embargo, su perfil, retórica y propuestas poco ortodoxas cautivaron a un importante sector del electorado que simpatiza con el Partido Republicano (GOP, por como es conocido en los Estados Unidos) y en particular a quienes se identifican con el Tea Party.

Su campaña es digna de análisis para tratar de entender el fenómeno con el cual el candidato fluctúo desde ser un desconocido a convertirse en el favorito, según las encuestas, para después hundirse hasta el grado de verse orillado a tener que “suspender” actividades. Todo esto en un periodo de unas cuantas semanas. La campaña de Cain también brinda a asesores, candidatos y académicos un abanico de experiencias que representan mejores prácticas a seguir y errores que se deben tratar de evitar en cualquier esfuerzo de comunicación electoral.
El perfil: Herman Cain fue un candidato atípico no solo por su perfil político si no por la manera en la que condujo su campaña. Cain, al momento de lanzar su candidatura, contaba con una mínima experiencia como candidato y nunca había sido electo para puesto alguno. Su carrera se centró en haber sido el CEO de la cadena Godfather Pizza (1986-1996) y haber tenido algunos puestos de influencia económica y política como integrante de la Sucursal de Omaha del Banco de la Reserva Federal de Kansas (1996-1999) y Presidente y CEO de la Asociación Nacional de Restaurantes . En el año 2000, Cain buscó por primera vez la candidatura del GOP para la Presidencia, sin embargo en esa ocasión solo lo hizo de manera “simbólica” y finalmente dio su apoyo a Steve Forbes, Presidente de la editorial Forbes.

A partir de 2005 se unió al grupo de acción política Americans for Prosperity desde donde preparó y lanzó su precandidatura para el 2012.

El Outlier* perfecto: El perfil poco convencional no fue la única característica diferente de Cain, desde un inicio sus propuestas, material de promoción e incluso su estructura de campaña fueron una “irregularidad” dentro del entorno político en los Estados Unidos.

Un excelente ejemplo de lo anterior fueron dos video de campaña, el primero “He Brought Yellow Flowers”, con el que se presenta como un moderno cowboy emulando anuncios de la marca Marlboro. En un segundo video “Now is the time for action!” su entonces director de campaña aparece en cámara haciendo una apología del candidato mientras fuma un cigarrillo, lo cual en el mundo del entretenimiento en los Estados Unidos es un tabú (mostrar a una persona fumando) ya que puede motivar a jóvenes a iniciarse en el hábito del cigarro.

Por otro lado, Cain nunca tuvo una estructura electoral sofisticada, contó con un equipo nacional de campaña, pero sin representaciones regionales o estatales, sobre todo en los estados en donde se llevarían a cabo las primeras elecciones primarias del GOP (Iowa, New Hampshire, South Carolina y Florida). Sin embargo, su retórica, propuestas radicales y ataques al Presidente Obama, comenzaron a generar amplio respaldo entre votantes que se identifican con el Tea Party.[1]

Un hecho interesante sobre Cain para América Latina es que durante los primeros debates entre precandidatos en los que participó, mencionó con insistencia que los Estados Unidos debían seguir el “Modelo Chileno” de pensiones y seguridad social[2]. Lo que generó un gran interés y análisis por analistas y medios líderes el programa creado por José Piñera (hermano del actual Presidente de Chile, Sebastián Piñera).

El crecimiento de Cain en las encuestas se dio durante el mes de octubre, después de que resultó ganador de una “encuesta informal” (straw poll) entre simpatizantes republicanos en el Estado de Florida[3], lo que catapultó su precandidatura y lo colocó a la cabeza de encuestas nacionales.[4] Este liderazgo generó un buen número análisis entre los que destacó uno llevado a cabo por Nate Silver del blog fivethirtyeight del New York Times en el que se resaltó que “simplemente no había un precedente para un candidato como Cain, uno con tanta fuerza en las encuestas pero con fundamentos débiles”[5].

Para mediados de Octubre, las encuestas nacionales colocaban a Cain como uno de los contendientes líderes para obtener la candidatura presidencial del GOP[6].

Plan 9-9-9:  Una de las propuestas que resonaron ante el electorado republicano fue el Plan 9-9-9 para incrementar los ingresos por concepto de impuesto y buscar balancear el presupuesto del Gobierno Federal. El plan propone reformar el código fiscal de Estados Unidos y eliminar impuestos como a la nómina, a ingresos laborales y otros relacionados con operaciones financieras, para ser reemplazados con tres impuesto del 9%  ingresos de negocios, de individuos y un impuesto nacional por concepto de ventas (al consumo). De acuerdo con los análisis del equipo de asesores de Cain, dicha estructura generaría un aumento en los ingresos para el Gobierno federal, generaría empleos y provocaría un aumento del 10% en los salarios reales de los trabajadores[7]. Sin embargo, sus detractores señalaron que, por el contrario, el plan elevaría los impuestos pagados por la mayoría de los estadounidenses y generaría el peor déficit presupuestal desde la Segunda Guerra Mundial[8].

Lo cierto es que la propuesta de Cain vino algunas semanas después de el debate en el Congreso de los Estados Unidos en torno a la ampliación del techo presupuestal del Gobierno de los Estados Unidos por la falta de consensos estuvo a punto de paralizar financieramente al Gobierno del todavía país más poderoso del mundo. En términos de mejores prácticas de marketing político, el Plan 9-9-9 representó una propuesta sencilla de entender, así como fácil de recordar y repetir,  y que en corto tiempo se convirtió en un slogan y hasta en una plataforma de campaña.

Manejo de Crisis:  El talón de Aquiles de la campaña de Cain fue la falta de un plan de manejo de crisis en comunicaciones. A finales de octubre, cuando mantenía un evidente liderazgo en las encuestas y aparecer como uno de los mejores candidatos durante los debates, el diario especializado Politico publicó la noticia de que habría dos casos (en los cuales no se identificaban a las víctimas) de acoso sexual en contra de Cain que sucedieron durante su periodo como presidente de la Asociación de Restaurantes durante la década de los noventa.  En ambos casos las víctimas llegaron a un acuerdo extrajudicial financiero con la organización para no entablar ninguna acción legal.

Si bien el hecho es reprobable, la manera en que Cain y su equipo de comunicación manejaron la situación fue absurda. En vez de tratar de mitigar el daño, decidieron atacar a Politico por un supuesto manejo inapropiado de la información[9] y actuaron de manera beligerante en contra de miembros de los medios de comunicación que trataban de obtener información sobre el tema.  Al grado de amenazar a Politico con entablar una demanda por difamación por la mencionada publicación.

Incluso, llegaron al extremo de sugerir que el de campaña de otro pre candidato republicano (Rick Perry) habría “filtrado” la información a Politico[10] para dañar su imagen, una acusación muy difícil de sustentar.

El argumento que Cain utilizó fue que las acusaciones eran falsas y que los acuerdos eran algo que no recordaba.

Este manejo de crisis evidenció una falta de profesionalismo y planeación del equipo de comunicaciones de la campaña de Cain: En primer lugar, resulta inverosímil que no hubiese existido un plan de crisis para responder a dichas acusaciones. En cualquier campaña profesional, en el momento que se hace un análisis sobre las posibles amenazas que el candidato podría enfrentar durante la campaña, dos acusaciones sobre conductas sexuales inapropiadas en el trabajo debieran colocarse al comienzo de la lista e inmediatamente preparar una estrategia de contención y mitigación de crisis: lenguaje, puntos de discusión, mensajes, definición de portavoces y otros elementos comunicacionales que debieran estar listos en caso de que el tema surgiera a la luz pública.

Lo que seguramente cualquier asesor profesional en manejo de crisis hubiese sugerido es que se argumentara que dichos acuerdos extrajudiciales se firmaron hace más de una década y que ninguna de las partes (incluyendo a Cain) tienen la posibilidad legal de discutir los detalles y si hubiese mayores cuestionamientos, dejar que los abogados las respondan. En el plano moral, aceptar que se cometió un error y no permitir que el tema continúe creciendo.

En cambio, Cain hizo lo contrario: mintió, negó las acusaciones y durante los siguientes días y semanas hizo crecer el tema al sugerir la acción legal en contra de Politico y al mostrarse agresivo ante la simple mención del mismo.

Algunos días después surgieron otras dos caso sobre presuntas conductas sexuales inapropiadas, pero ahora con rostros y nombres[11].

El Final: A comienzos de noviembre, a pesar de los cuestionamientos morales en torno a Cain, las encuestas parecían todavía favorecerlo en cierta medida, incluso una encuesta de CBS News del 13 de noviembre le daba una pequeña ventaja sobre sus más cercanos competidores.[12]

Sin embargo, las tendencias comenzaron a cambiar después de que una reunión con la junta editorial del Milwaukee Journal Sentinel. Durante la sesión, que estaba siendo grabada en video, el candidato fue cuestionado en torno a la decisión de la Administración Obama en torno al apoyo de los Estados Unidos a los bombardeos de la OTAN en contra del régimen de Moammar Gadhaffi. Cain no pudo responder de manera coherente y literalmente balbuceó por más de un minuto y medio. El video, obviamente, fue inmortalizado en YouTube y trascendió la sala de redacción del diaro y los límites territoriales de Wisconsin[13].

Sin duda, este traspié representó otro gran yerro de la campaña de Cain al no prepararle puntos de discusión al candidato sobre un tema en boga en la agenda internacional de medios.

Como resultado de este embarazoso incidente, miembros prominentes del Tea Party quienes habían apoyado a Cain, retiraron su apoyo y se deslindaron de quien había sido considerado el “poster child” (niño bonito) de la agrupación, al grado de describirlo como “poco calificado para ser presidente” y “simply clueless” [14].

Cuando la imagen de Cain como candidato parecía haber tocado fondo, la estocada final a la campaña se dio en noviembre 28, cuando Ginger White, una empresaria de Georgia, dio a conocer que sostuvo un romance fuera de matrimonio con Cain por 13 años.

Unos días después, Cain anunció que reevaluaría la viabilidad de su campaña y finalmente el 3 de diciembre anunció la suspensión de la misma. En medio de un declive impresionante en encuestas tanto nacionales como de estados en donde habría elecciones primarias, en Iowa perdió 23 puntos porcentuales en unas cuantas semanas.[15]

Pero como el candidato poco ortodoxo que fue, Cain decidió terminar su esfuerzo electoral de manera diferente (y muy controvertida): usando en su discurso final una frase que el mismo atribuyó a la canción tema de la película de la serie animada japonesa Pokemón[16]:

“Life can be a challenge. Life can seem impossible. It’s never easy when there’s so much on the line. But you and I can make a difference. There’s a mission just for you and me.”

“La vida puede ser un gran reto. La vida puede parecer imposible. Nunca es fácil cuando hay tanto en juego. Pero tú y yo podemos hacer la diferencia. Hay una misión para ti y para mí.”

De este modo fue como Herman Cain transitó, en pocas semanas, de magnate de las Pizzas a pre candidato líder (favorito del Tea Party) para la nominación Republicana y finalizar como tan sólo una anecdota más de la contienda del 2012 por la Presidencia de los Estados Unidos.

*Outlier: Valor atípico (estadística)


A Romney y a Trump les gusta despedir empleados: DNC

Tras la “interesante” manifestación de apoyo (endorsement) que Donald Trump, barón del entretenimiento y ex magnate de los bienes raíces , dio a Mitt Romney, el Partido Demócrata aprovechó el momento para mofarse del hecho y resaltar algunas debilidades de Romney.

En una primera reacción en Twitter, Debbie Wasserman , líder del Comité Nacional Demócrata (DNC), comparó la importancia de Trump con el que podría tener Snooki, estrella del reality show Jersey Shore de MTV.

Minutos después, el propio DNC lanzó un spot en internet en el cual destaca que tanto Trump como Romney gustan del hecho de despedir empleados, haciendo referencia a la frase “You’re fired” (estás despedido) que Trump usa en su show The Apprentice y al historial de despidos de Romney tanto en el sector privado como en el público.

Todos Unidos Contra Mitt

Para quienes han seguido la política mexicana, recordarán en el 2005  al grupo de precandidatos a la Presidente por el PRI que fue conocido como TUCOM (Todos Unidos Contra Madrazo) en ese entonces su objetivo era evitar que Roberto Madrazo se convirtiera en el candidato del partido en la elección del 2006 (que eventualmente ganó Felipe Calderón). Hoy, en Estados Unidos, contamos con una versión corregida y aumentada del TUCOM, Todos Unidos Contra Mitt (Romney), ya que al parecer es prácticamente inevitable que el ex-Gobernador de Massachusetts  se convierta en el candidato republicano que contienda por la Casa Blanca en noviembre próximo.

Las victorias en los caucuses de Iowa, y la primaria de New Hampshire le han dado un buen momento a Romeny, en el cual ha continuado recibiendo el apoyo del establishment republicano tanto a manera de endorsements (apoyo expreso), como el de el senador John McCain, en aportaciones a la campaña y a través de compra de spots por parte de PACs y Super PACs (Comités de Acción Política). Pero también lo ha convertido en el enemigo a vencer, por lo que los ataques en contra de Romney discursos, debates, medios de comunicación y spots de radio y televisión se han multiplicado. Incluso, en lado demócrata han aprovechado el momentum para comenzar con los ataques en contra de quien será el contendiente principal de Barack Obama.

A continuación algunos ejemplos destacados:

The French Connection

Spot de Gingrich en el que resalta el origen geográfico de Romney, el estado de Massachusetts, región tradicionalmente demócrata y lo compara con algunas figuras políticas que generan antipatía entre electores conservadores: el fallecido Senador Ted Kennedy y el Senador, y ex candidato presidencial, John Kerry. Incluso, el spot destaca la habilidad de Kerry y Romney de hablar francés, con una connotación negativa obviamente.

King of Bain

El siguiente spot es parte de una campaña lanzada por un Super PAC que apoya a Gingrich, Winning Our Future, en la que se incluye un documental sobre el tiempo en que Romney fue Presidente de Bain Capital y en el que se le acusa de destruir empleos como resultado de las prácticas de negocio de la empresa financiera.

El documental ha provocado controversias debido a supuestos errores, por lo que el propio Gingrich ha pedido sea revisado antes de continuar su difusión.

Trapped

Para finalizar, un spot de noviembre pasado del DNC (Comité Nacional Demócrata) que juega con la “dualidad” de posiciones políticas de Romney a lo largo de su carrera política…una muestra del tipo de spots y mensajes que están por venir una vez que la carrera formal por la Casa Blanca comience después de las Convenciones en agosto.

A 4 años del discurso Yes We Can!

Hace 4 años (enero 8 del 2008), Barack Obama dio el que probablemente ha sido su mejor discurso en en campaña: Yes We Can! En esa ocasión, Obama acababa de perder la elección primaria de New Hampshire ante la maquinaria de campaña de Hillary Clinton. Tan sólo una semana antes Obama habría ganado los caucuses Demócratas de Iowa, lo que lo colocaron como un candidato viable a la nominación del Partido a la Presidencia.

El tema del discurso no sólo se convirtió en un slogan de campaña sino que fue el catalizador que inspiró a millones de voluntarios y donantes a unirse al movimiento del entonces Senador de Illinois. David Plouffe, entonces director de campaña de Obama, recuerda en su libro Audacity to Win que cualquier observador casual hubiese pensado que el discurso era de victoria y no de concesión. Plouffe también recuerda que en las horas posteriores al discurso las donaciones individuales fueron mayor en cantidad que las recibidas una semana antes tras la victoria en Iowa.

Si bien, no podemos decir que el fenómeno Obama nació tras este discurso, si podemos asegurar que tras el Yes We Can! el movimiento se catapultó a nivel nacional e internacional.

We know the battle ahead will be long, but always remember that no matter what obstacles stand in our way, nothing can withstand the power of millions of voices calling for change.
We have been told we cannot do this by a chorus of cynics who will only grow louder and more dissonant in the weeks to come. We’ve been asked to pause for a reality check. We’ve been warned against offering the people of this nation false hope.

But in the unlikely story that is America, there has never been anything false about hope. For when we have faced down impossible odds; when we’ve been told that we’re not ready, or that we shouldn’t try, or that we can’t, generations of Americans have responded with a simple creed that sums up the spirit of a people.

Yes we can.

It was a creed written into the founding documents that declared the destiny of a nation.

Yes we can.

It was whispered by slaves and abolitionists as they blazed a trail toward freedom through the darkest of nights.

Yes we can.

It was sung by immigrants as they struck out from distant shores and pioneers who pushed westward against an unforgiving wilderness.

Yes we can.

It was the call of workers who organized; women who reached for the ballot; a President who chose the moon as our new frontier; and a King who took us to the mountaintop and pointed the way to the Promised Land.

Yes we can to justice and equality. Yes we can to opportunity and prosperity. Yes we can heal this nation. Yes we can repair this world. Yes we can.

Unas semanas después del discurso, Will I. Am, líder de la banda Black Eyed Peas lanzó el sencillo Yes We Can, el cual es considerado como una de las mejores video producciones (spots) electorales en la historia de los Estados Unidos.

Reputación en línea: El problema en Google de Santorum

La imagen del precandidato republicano Rick Santorum tiene un gran reto gracias a Google. Si un usuario cualquiera hace una búsqueda del apellido “Santorum” se llevará una gran sorpresa: El primer resultado que aparece es el siguiente:

Santorum 1. The frothy mix of lube and fecal matter that is sometimes the byproduct of anal sex. 2. Senator Rick Santorum.

La definción, hay que aclarar esta no es la definición  que el diccionario Webster, Oxford  o la Ecyclopaedia Britannica nos brinda, sino el resultado de un sitio Spreading Santorum desarrollado en 2003 por el escritor y columnista Dan Savage para mofar y criticar al entonces Senador Rick Santorum por sus posturas y comentarios anti gay.  Para lograrlo, inició una campaña en internet para encontrar una nueva y “mejor” definición para el término Santorum.

El problema para Santorum es que ahora que está siendo considerado como un candidato viable, pero no tan conocido, a la nominación republicana para la presidencia. Imaginen que un votante indeciso en las primarias por venir decide “googlear” el apellido de Santorum para conocer más sobre el candidato…el resultado puede ser a la vez cómico y preocupante.

Tanto la campaña de Santorum como grupos simpatizantes al candidato han exigido a Google que retire el resultado de la búsqueda, esfuerzo que hasta ahora ha sido infructuoso. Lo que le queda al candidato sería iniciar un muy agresivo esfuerzo de SEO (Search Engine Optimization) para tratar de relegar a un segundo plano el sitio de Savage.

El problema de Google de Santorum, aunque es extremo, nos brinda una buen enseñanza para cualquier candidato, individuo o institución: la importancia del cuidado de la reputación en línea, lo que aparece una vez en internet, tiene el potencial de permanecer para siempre.